El aluminio es un metal no ferromagnético, es decir, no reacciona frente a fuerzas magnéticas como sí lo hacen el hierro o el acero. En una carpintería de aluminio en Valencia saben además que es un gran aislante térmico, lo que permite ahorrar dinero en muchos más aspectos aparte de la factura de la luz. ¡Vayamos a verlos!

Para empezar, como hemos dicho anteriormente, ahorramos dinero en la factura de la luz. Si en nuestra casa tenemos tanto calefacción por electricidad como aire acondicionado, minimizar su uso gracias a la eficiencia térmica ayudará a ahorrar varias decenas de euros en nuestra factura mensual. Seguro que tú también estas cansado de tener que depender del aire acondicionado a bajas temperaturas durante todo el día en las largas jornadas de junio, julio y agosto.

Si nos acercamos a alguna carpintería de aluminio en Valencia y mejoramos las ventanas de nuestro cuarto de baño, no tendremos que esperar tanto tiempo a que el agua de la ducha salga caliente, lo que hará que ahorremos litros de agua cada año. Esto es debido a que si el interior del baño no está tan frío, el agua estará atemperada mucho antes.

También vamos a hablar de la factura del gas, ya que es posible que lo estés utilizando para calentar tu caldera en los fríos meses de invierno. En una casa que no tenga pérdidas de calor solo tendrás que encender la calefacción el tiempo necesario para que esta se caliente, luego podrás desconectarla sin tener que sentir cómo la temperatura desciende drásticamente de nuevo.

Todas estas reformas puedes consultarlas en nuestra carpintería Nuevo Estilo. Pídenos presupuesto sin compromiso para lograr una casa más eficiente a nivel térmico y así ahorrarás mes a mes en tu factura de la luz, el agua y el gas.